Sísifo Redimido II

Cuando en 1968 leí El Mito de Sísifo de Albert Camus, quize liberarlo; no quería que ni el, ni nadie viviésemos una vida haciendo un trabajo sin sentido, por solo dinero para sobrevivir. Cuando en 2010, caras y cuerpos aparecieron en la arcilla como de dentro de una piedra que años, siglos, milenios de haber rodado, redondeado y pulido dejó ver claramente sus marcas, la llamé La Piedra de Sísifo. Las caras y cuerpos eran de aquellos que Sísifo, en su vida había dañado la roca, había sido su conciencia, su remordimiento y su espiación y la razón por la cual aceptó su castigo. Cuando grabé la piedra junto a la imagen de una persona dejando la cáscara de una vida pasada, me di cuenta de que tendría que ser Sísifo; liberado.

La historia termina y continúa: A travez de milenios de rodar, la roca esculpió una ranura, un canal, un río, por el cual las aguas de las lluvias llevaron a hacer reservorios subterráneos para regar una tierra desierta, a un siglo desierto, y, finalmente, la roca, disminuida de tamaño y partida en dos, cargándola Sísifo, como si fueran retoños de alas en su espalda dura como la misma roca, pero, cada vez mas sensible, humana, bajó de su montaña inmortal hacia el futuro, hacia el presente.

Los grabados de Sísifo Redimido II son el resultado de la superimposición de las planchas con las imágenes de la serie 'Ecdysis', el cambio de cutícula, de una piel gastada, que restringe el crecimiento y da la oportunidad de regenerar lo dañado.

Una carpeta con 7 grabados de la serie de Sisyfo 2011 pueden ser vistas en el Print and Drawings Study Room del Victoria & Albert Museum, Londres.

Planchas que contribuyeron imágenes
25.5 x 18.5 cm.

Ecdysis
Teneral
Exuvia
Fases
Cortando apegos
Coro de los no nacidos
Coro de los nacidos
Las oscuridades son combustible que alumbran
Coro de las aguas
Renacimiento
Seres del flujo
El arco del amanecer
Alas de la Democracia y/o del Idealismo
El vestido del florecimiento